sábado, 29 de abril de 2017

TOMAR DEMASIADO AZÚCAR ENVEJECE

En un estudio que han llevado a cabo investigadores alemanes, comprobaron que algunos animales que no comían alimentos dulces vivían hasta un 20% más que sus compañeros que consumían golosamente azúcar. Otros estudios llevados a cabo descubrieron que la acumulación del azúcar en las neuronas podría ser el origen de determinadas enfermedades neurodegenerativas.

Sabemos que el consumo de azúcar estimula la producción de endorfinas, las llamadas hormonas de la felicidad, por eso el tomar algo dulce es tan real y llega incluso a ser una adicción para muchas personas tal como demostró la Universidad Princenton (EE.UU.), por lo cuál resulta ser no beneficiosa para la salud, por ejemplo según los estudios mencionados al principio nos podría restar años de vida e incluso mala calidad de vida como consecuencia de ciertas enfermedades.



¿Pero que podemos hacer para abandonar este habito?

En primer lugar debemos analizar cual es el motivo por el que nos lleva a consumir tantos productos azucarados, y en segundo lugar , poner remedio a ello.

Los motivos pueden ser variados, quizás al estrés , o por determinadas carencias en la alimentación que no somos conscientes, por ejemplo , si estas pasando por una etapa de estrés podemos buscar remedios en el ejercicio,una buena caminata diaria nos sube las endorfinas de forma natural, un baño relajante , ejercicios de relajación , tomar tisanas o infusiones relajantes con las plantas medicinales tradiciones y conocidas como la manzanilla, la tila, el azahar, la valeriana, la verbena, la pasiflora, podemos hacer pediluvios, baños de pies en agua caliente incluyendo estas plantas, o un baño relajante con sales de lavanda, nos ayudaría a arreglar el motivo del estrés.


Si los motivos son por carencias en la alimentación, puede ser que la vitamina B 1, y algunos minerales como el cromo y el magnesio los necesite,  La vitamina B 1 participa en la obtención de energía a partir de los hidratos de carbono. por lo que el exceso de dulces aumenta los requerimientos orgánicos. La levadura de cerveza como complemento dietético, los frutos secos y los alimentos integrales como el pan , arroz y la pasta, en lugar de refinados ayudan a compensar la deficiencia de este nutriente.



Las deficiencias de algunos minerales, incluyendo el cromo, vanadio, magnesio y zinc, que están involucrados en el metabolismo de la insulina y la producción de glucosa, pueden hacer tener antojos de azúcar.
Una deficiencia de cromo puede causar ansias por el azúcar. Las fuentes naturales de cromo son las carnes magras, los espárragos, el queso, la melaza, levadura de cerveza y cereales integrales.
El magnesio está involucrado con la regulación de la glucosa y la insulina. Si el cuerpo carece de magnesio, es posible que tenga fuertes ansias de productos con azúcar, especialmente el chocolate. Las fuentes alimenticias de magnesio son las espinacas, habas, las almendras, las avellanas, el salvado de avena y arroz integral.
El vanadio es necesario para los músculos para obtener suficiente glucosa, para obtener energía y también estabiliza la producción de insulina. Una deficiencia de vanadio puede ser la causa de algunos antojos de azúcar. El vanadio se encuentra en mariscos, setas, eneldo, perejil, vino, cerveza y productos de grano entero,
El zinc también es necesario para tener una insulina adecuada y para la utilización de la glucosa. Una deficiencia de zinc puede resultar en niveles de insulina bajos, que pueden conducir a un ansia de azúcar. El zinc se encuentra en alimentos como la carne de res, carne de cerdo, ostras, langosta, el yogur, los garbanzos, las almendras y avena.
Otros consejos: desintoxique su organismo y duerma mejor, cambie a una alimentación más sana y natural , esto ahuyentará el deseo por los productos azucarados y vivirá con una salud óptima.



viernes, 24 de marzo de 2017

AYUDA PARA NUESTRAS ENZIMAS DIGESTIVAS

Una alimentación deficiente, las alteraciones gastrointestinales y el propio envejecimiento pueden afectar a la producción de enzimas. Un ejemplo de déficit enzimático es el de la lactasa, que explica la intolerancia a la lactosa.

Las enzimas reducen la tensión de las paredes de estómago e intestino, mejoran la función digestiva, refuerzan el sistema inmunitario y pueden contribuir a controlar dolencias relacionadas con la inflamación crónica.

Cada enzima tiene una función específica, desde el transporte de nutrientes o la eliminación de desechos tóxicos, hasta la purificación de la sangre en el hígado o la nutrición del cerebro.

Estas son moléculas, creadas por nuestro propio cuerpo, que impulsan las miles de reacciones químicas que producimos y que resultan cruciales para nuestra vida. 

Aunque nuestro cuerpo la crean,  en la saliva, los jugos gástrico y pancreático y las secreciones intestinales, destacando las lipasas, las amilasas y las proteasas, los glóbulos blancos poseen enzimas, que les ayudan a destruir virus y bacterias. 

Pero podemos tener una ayuda natural acudiendo a través de la alimentación
como la piña y la papaya: en la piña encontramos bormelina, una enzima que descompone las proteínas, resite la acidez del estómago y la alcalinidad del instentino, nos ayudará a tratar dispepsias, insuficiencias pancreáticas exocrinas , y ülceras gástricas, sin olvidarnos de los beneficios de la piña en nuestro cuerpo como para la retención de líquidos. Y la papaya que contiene papaína y que ayuda a mejorar la digestión de la carne , también es una ayuda como antiséptica y antiinflamatoria. 

Otros alimentos que nos ayudarán son la escarola, la endibia, el berro, el rábano o la alcachofa que  favorecen la producción de gastrina y de enzimas digestivas por parte de los jugos gástricos, pancreáticos y d e la bilis. Además, tienen propiedades coleréticas y colagogas y mejoran la función hepática.

El cardo mariano es otro gran aliado para el hígado  y favorece a las enzimas del hígado como antioxidante e inhibidor de la enzima lipoxigenasa que puede dañarlo.

Un condimento japones es el miso que contiene enzimas vivas si no ha sido pasteurizado, se puede tomar como condimiento o como en sopa.

No olvidemos a los suplementos multienzimáticos que podemos encontrar en las herboristerias, parafarmacias y en centros dieteticos  que mejoran el proceso digestivo y ayudan a disminuir la dispepsia, una afección del estómago que provoca una digestión lenta con hinchazón, dolor y hartazgo.





lunes, 20 de febrero de 2017

ES MEJOR ANDAR QUE CORRER

¿Sabías que los beneficios del llamado power walking superan con creces los de correr? Te contamos los efectos en tu organismo y cómo practicarlo correctamente.
Mucho antes de que los modernos le pusieran el muy rimbombante y anglófono nombre de power walking, el ex presidente ruso y Nobel de la Paz Mijaíl Gorbachov y su esposa Raisa ya eran, a finales de la década de los 80 del siglo pasado, unos acérrimos defensores de esta actividad que consiste, básicamente, en andar de forma enérgica.
Ni más ni menos. Porque el power walking (o smart walking), que en los últimos tiempos ha ganado multitud de adeptos, no es más que caminar a buen ritmo. Pero, ojo, no vale hacerlo de cualquier forma. Víctor Gadea, entrenador personal, asegura que el power walking es más que un simple paseo. "Hay que caminar a un ritmo adecuado para quemar las mismas calorías que corriendo. Y siempre que controlemos sus tres puntos fundamentales, frecuencia, tiempo y ritmo, es un ejercicio seguro y efectivo".
Para Gadea, la frecuencia ideal para practicarlo es de tres a cuatro veces por semana. El tiempo de cada sesión debe rondar incialmente los 40-45 minutos. Y en los primeros entrenamientos el ritmo debería rondar el 60 por ciento de la frecuencia cardíaca máxima. "Un ritmo ágil, pero cómodo -explica Gadea-, que debe tener siempre en cuenta la forma física con la que parte el que lo practica".
El power walking es ideal para esas personas que tienen poco tiempo, no les gusta correr, no están en buena forma física o no les gusta ejercitarse en lugares cerrados como los gimnasios. Y sus beneficios saltan a la vista. Disminuye la tensión arterial y los niveles de colesterol, lo que evita problemas cardíacos.Mejora el sistema inmunitario. Previene la diabetes y ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre. Tonifica una gran cantidad de músculos, sobre todo las pantorrillas, los muslos y los glúteos. Ayuda a quemar calorías y a mantener activo el metabolismo. Y, aparte de todo eso, desestresa, relaja y ayuda a que nuestro humor mejore.
Y eso sin que haga falta correr. Así lo indica un revelador estudio publicado hace unas semanas en la revista Arteriosclerosis, Thrombosis and Vascular Biology. Según esta publicación, cuando se emplea similar gasto de energía, correr reduce el riesgo de hipertensión en un 4,2% y caminar en un 7,2%. En cuanto al riesgo de colesterol alto, correr supone una reducción de ese riesgo en un 4,3% y caminar en un 7%. En cuanto a las enfermedades cardiacas, correr reduce el riesgo en un 4,5% y caminar en un 9,3%. Es decir, en todos los casos andar es mucho más beneficioso que correr. Y, además, produce menos desgaste y riesgo de lesiones.
Visto así, todo son ventajas. Pero mal realizado, el power walking también tiene algunos riesgos, fácilmente evitables con los consejos que siguen.
1. La cabeza, siempre erguida. Nada de caminar mirando a la puntera de las zapatillas. La vista debe
fijarse, al menos, 20 metros por delante.
2. Mueva los hombros de una forma natural, libre. La postura para caminar no debe ser rígida, pero es vital que la espalda esté recta y los hombros, relajados.
3. Balancee los brazos de forma natural. Los brazos deben balancearse de forma rítmica y alternativa, adecuándose a la zancada. Deben doblarse por el codo con un ángulo aproximado de 90 grados.
4. Respire con fluidez. Al caminar, respire profunda y rítmicamente para oxigenar mejor el organismo.
5. Mantenga la barbilla paralela al suelo. La cabeza tampoco debe estar echada hacia atrás. Lo ideal es llevar la barbilla paralela al suelo.
6. Apriete suavemente los glúteos y el estómago. Si ejerce una ligera presión sobre los abdominales y los glúteos fortalecerá más esas zonas.
7. Coloque la pelvis por debajo del torso. De esa manera caminará más erquido, y no cometa el error de dar zacadas muy largas.
8. Los pies deben ir paralelos uno con el otro. Para que el ejercicio sea efectivo y más descansado, los pies deben mantenerse a la misma distancia que el ancho de los hombros. Use calzado deprtivo ligero y, a la vez, resistente.
Artículo publicado por Alberto E. Parra en el número 112 de la revista Salud y Corazón.

sábado, 18 de febrero de 2017

PAZ INTERIOR

Añadir leyenda
A TRAVÉS DE LA PAZ INTERIOR SE PUEDE CONSEGUIR LA PAZ MUNDIAL.
AQUÍ LA RESPONSABILIDAD INDIVIDUAL ES BASTANTE CLARA YA QUE LA ATMÓSFERA DE PAZ DEBE SER CREADA DENTRO DE UNO/A MISMO/A,  ENTONCES SE PODRÁ CREAR EN LA FAMILIA Y LUEGO EN LA COMUNIDAD.

Estas palabras atribuidas al Dalai Lama, nos hacen meditar de la importancia de encontrar la paz desde dentro de la persona, no en las cosas externas o en las personas. Nuestra busqueda de la felicidad es interior y estas pueden influir para que las personas que estén a nuestro alrededor como nuestra familia, amistades, sean influidas a esa paz que de alguna manera influyen en lo colectivo y este en el mundo.  Otro líder religioso dijo en cúanto a la felicidad:

LA FELICIDAD NO DEPENDE DE LO QUE PASE FUERA DE UNO/A, SINO DE LO QUE SUCEDE EN EL INTERIOR.
SE MIDE POR EL ÁNIMO CON QUE HACEMOS FRENTE A LOS PROBLEMAS DE VIDA.

Estas palabras atribuidas al Pte. Harold B. Lee, un profeta mormón, son también aplicadas en esa importancia de encontrar la felicidad en el interior. Y aquí nos pone la medición para saber por nosotros/as mismos/as esa felicidad a pesar de las aflicciones en la vida:¡¡¡con el ánimo frente a los problemas de la vida!!!

Es una cuestión de nuestra actitud mental positiva y de ánimo , es una actitud de pararnos y hablar con nosotros/as mismos/as en nuestro interior, en nuestros corazones, alcanzando la felicidad interior  sin tener que tener buscar en las personas, o cualquier cosa externa.